Follow by Email

miércoles, 20 de junio de 2012

Príncipe del valle del Sinú

Raúl Gómez Jattin

Sus sentimientos más leves que las alas de las garzas
pero fuertes como su vuelo  Su virilidad la propia
de un príncipe masculino soñador y altivo  Su talante
el del que no quería amar pero ama  Su heredad
la tierra  Los míticos cebúes blancos y rojizos
Un carruaje de madera y metal violeta oscuro
Como sus ojos  Tiene la noche de Damasco en ellos
Su voz la del trueno diluida en el susurro de la brisa
Su elegancia la del caballo del desierto  Sus maneras
la presencia de los antepasados orientales fumando
el hachís  Batiendo el aire con las pestañas negrísimas
con un fondo morado de ojeras de adicto ancestral
Tendido sobre un cojín de seda verde pistacho
Sus alimentos las almendras  Las aceitunas  El arroz
La carne cruda con cebolla y trigo  El pan ácido
Sus colores el negro  El azul y el magenta
Sus elementos el aire y la tierra  Su presencia
la de un joven dios agrario alejado del mal invierno
Regalando su fuerza al débil del campo  Su esencia
íntima la del adolescente eterno que habita
la ilusión del poeta y su locura de alcanzarlo
en su pleno tránsito fugaz hacia la madurez
familiar a los hábitos poco felices
Su sentido unánime el de la saeta y el corazón
palpitante
de la agonía del éxtasis erótico  Su placer el
desbordamiento íntegro
del ser sobre mis sueños abandonados entre sus manos
Su eternidad en mi la del amor largamente deseado
en lo esencial de cada instante  De cada poema


No hay comentarios:

Publicar un comentario