Follow by Email

viernes, 10 de febrero de 2012

Los hombres querido mío

Harold Alvarado Tenorio

Los hombres, querido mío,
Son otros tanto objetos de nuestra voluntad.
Nos sirven,
Y una vez llenos de mi sabor a hielo,
Gastados, viejos, ciegos o sordos,
Los vamos arrojando
Al cesto de hojas secas
Al cementerio de automóviles
Al campo de concentración
O los cambiamos a nuestros aliados
O enemigos
Por otros objetos
Los hombres, querido mío!

No hay comentarios:

Publicar un comentario