Follow by Email

jueves, 19 de enero de 2012

Las mujeres

Jaime Manrique Ardila

Ella nos da su sangre, ella nos cría
no ha hecho el cielo cosa más
ingrata;
es un ángel y a veces una arpía.
Felix Lope de la Vega Carpio

Cuando uno se despide de ellas,
si están en su casa,
te ofrecen un envase de jugo de manzana,
una pechuga de pollo,
una rebanada de queso.
A diferencia de los hombres,
a quienes hay que pedirles cosas,
las mujeres nos obsequian
almanaques, tarjetas, tortas.
Aprecian aún los gestos más insignificantes.
Si les obsequiamos flores perfumadas como las lilas,
o flores inodoras como las orquídeas,
o flores bellas, pero trilladas, como las rosas,
las mujeres se pavonean como gallinas cluecas
y se sienten amadas, Cleopatras, María Antonietas.
Sin las mujeres no existirían
los placeres burgueses:
ellas inventaron las almohadas,
las sábanas limpias, las recetas,
las feministas añadirían
que el cálculo y la trigonometría.
Hay artes enteras que no existirían sin ellas:
sin Lilian Gish, ni Marylin, ni Garbo
el cine sería una cueva oscura.
Porque las mujeres -a menos que sean
primas de Emma Bovary- nunca
llevan sus hogares a la bancarrota
aunque las que rigen países o emporios
meten la pata como cualquier hombre.
Por que las mujeres dicen
cosas como "Te ves divina",
porque son chismosas
y se ríen entre ellas y con nosotros
y escuchan nuestras cuitas.
Porque practican el arte
de la amistad y se sacrifican
por toda clase de hombres idiotas;
porque son terribles si no les correspondemos
sus afectos; porque sin ellas
no existiría la poesía;
porque los primeros poemas
no fueron acerca de las estaciones
sino acerca de un pobre poeta
perdido por una de ellas.
Por que sin "Casta Diva" la ópera sería
aburridísima; porque son delicadas
y se perfuman y usan pelucas,
lentejuelas, zapatillas con tacón de aguja,
vestidos justos, bikinis
y, sobre todo, porque se maquillan.
Porque sin ellas Adán tendría
todas sus costillas pero sería un onanista.
Porque son mitad diosas y mitad vacas;
porque una de ellas parió al hijo de Dios;
porque no hay mujer maluca.
Porque aún la más fea
es maternal y generosa.
Porque no son machistas
y si lo son, no tienen bolas.
Porque sin ellas no tendríamos
la Mona Lisa, ni los sonetos de Petrarca
ni La Divina Comedia.
Y que sería de Romeo sin Julieta?
De Don Quixote sin su Dulcinea?
De Don Juan y  Casanova sin las doñas?
Porque aún si uno las destesta
y usa "mujercita"
como el peor insulto,
y no le interesan las mujeres,
el mundo sin ellas sería
como la noche sin luna
la tempestad sin centellas.






No hay comentarios:

Publicar un comentario