Follow by Email

domingo, 11 de diciembre de 2011

Leopoldo De la Rosa

Alguien llama a la puerta de mi alma... Acaso el viento,
que agitó las cortinas, trajo el duende de un cuento
romántico y feliz?

No hay comentarios:

Publicar un comentario