Follow by Email

miércoles, 20 de julio de 2011

Amor sin manzana

Yo no me enamoro de una mujer únicamente
cuando estoy seguro de dos cosas: ser inimitable
en hacerla feliz, y en hacerla sufrir.
(Mujeres de poetas)

Gonzalo Arango

No soy codiciosos ni avaro con lo que amo, pues lo que amo no es mío, me lo dio la vida y a la vida tendrá que volver limpio, ennoblecido, para que lo que amé sea más amado por sus futuros amantes. El egoísmo destruye el amor, igual al amante que a lo amado. Sólo la libertad da el justo valor del amor, no su precio. El amor desprecia ser poseído y huye de quien lo toma como dueño. El fin del amor es darse, mas nunca ser tomado. Su única razón de ser es ser en otro ser, libremente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario